Rescate
1404
Mesa Central
2 2685 3333
Agenda tu hora
22 515 7777

Rescate 1404

Mesa Central 2 2685 3333

Agenda tu Hora 2 2515 7777

Infórmate

Infórmate

¿Qué es una luxación de rodilla?

Más de una vez hemos escuchado a una persona decir “se me salió la rodilla”. Sin embargo, el término correcto es luxación o dislocación de esta articulación. Conoce más sobre esta lesión, cuáles son sus síntomas y tratamiento.

Las luxaciones de rodilla son las lesiones en las que se produce una separación de los huesos que componen la articulación, producto de un golpe -traumatismo- de gran impacto. Muchas veces las luxaciones generan daños en los ligamentos de la rodilla, por lo que es necesaria la atención médica inmediata.

¿Por qué se produce una luxación?

Estas lesiones se pueden producir por diferentes causas, tales como:

  • Traumatismos: golpes fuertes producto de la actividad física, accidentes involuntarios o caídas. Esta es la causa más común de luxaciones en la rodilla
  • Tracción muscular: surge cuando realizamos movimientos inadecuados, muy bruscos, violentos o involuntarios
  • Espontánea: cuando existe debilidad articular y ósea, es más probable sufrir una luxación. Esta fragilidad se debe a enfermedades que debilitan la consistencia de los huesos y articulaciones
  • Causa congénita: la lesión se remonta a la época fetal o a alguna alteración de nacimiento, que debilita la elasticidad articular provocando luxaciones de manera “natural”
  • Reincidente o recidivante: cuando no es tratada correctamente, el problema se vuelve persistente y reaparece ante cualquier traumatismo

¿Cómo identificar una luxación de rodilla?

Estas lesiones generalmente ocasionan los siguientes síntomas:

  • Dolor articular intenso que aumenta al mover la rodilla
  • Deformidad de la articulación
  • Disminución e incluso incapacidad de mover la rodilla
  • Hinchazón o inflamación
  • En algunos casos, sangre dentro de la cavidad articular

Cuando estas lesiones se producen es importante acudir de inmediato a un servicio de urgencia. Como las luxaciones de rodilla se producen en situaciones traumáticas, la articulación requiere atención médica lo antes posible, para evitar que la lesión se agrave.

El tratamiento para las luxaciones incluye:

  • Maniobras para reducir la dislocación y devolver el hueso a su posición natural
  • Inmovilización
  • Cirugía en caso de que el afectado presente alguna fractura en la rodilla o compromiso de los ligamentos
  • Terapia física para recuperar el movimiento completo de la articulación lesionada

¿Cómo prevenir las luxaciones de rodilla?

A pesar de que este tipo de lesiones surge producto de un trauma, podemos contribuir a su prevención siguiendo estos prácticos consejos:

  • Siempre realiza un breve calentamiento antes de cualquier actividad deportiva
  • Ejercítate regularmente, ya que ayudas a aumentar la flexibilidad de las articulaciones y la resistencia de los ligamentos
  • Realiza ejercicios específicos para el fortalecimiento de la musculatura que rodea a la rodilla
  • Siempre utiliza elementos de protección en las rodillas si practicas deportes de contacto
  • Usa un calzado cómodo
  • Evita circular por terrenos resbalosos, previenes caídas que puedan derivar en una luxación
Banner

Accesibilidad

Aumentar
texto

Disminuir
texto

Contraste
página