Rescate 1404

Mesa Central 2 2685 3333

Agenda tu Hora 2 2515 7777

Infórmate

Infórmate

Hiperplasia benigna de la próstata (HBP)

Al avanzar en edad es común que los hombres presenten problemas urinarios. La hiperplasia benigna de la próstata, abreviada como HBP, es uno de los padecimientos más comunes y tiene serias repercusiones en su vida cotidiana. Te invitamos a reconocerla y tratarla para tener una adultez saludable.

Una enfermedad común en hombres mayores de 40 años es la hiperplasia benigna de la próstata. De carácter benigno, este padecimiento provoca el aumento en una parte de la próstata, afectando el conducto urinario, lo cual desencadena problemas para orinar.

Sus causas no son conocidas pero se observa una relación directa con el envejecimiento. Por ello, se cree que tanto las hormonas como la edad son sus principales motivos de aparición.

Síntomas de HPB
La presencia de HPB afecta a los pacientes debido a que genera diferentes Síntomas del Tracto Urinario Inferior (STUI), los cuales pueden constituir la obstrucción del proceso de vaciado de la vejiga o el aumento de la resistencia dentro de la próstata. Cualquiera de estos padecimientos, generará:

  • Debilidad en el chorro urinario
  • Intermitencia en la orina
  • Esfuerzo
  • Goteo terminal
  • Urgencia urinaria
  • Dolor pélvico
  • Mayor o menor frecuencia urinaria
  • Contracción repentina de la vejiga durante la expulsión de orina
  • Pequeñas expulsiones involuntarias de orina en la noche

Diagnóstico
Ante la presencia de uno o más de los síntomas mencionados anteriormente es necesario que la persona visite a un urólogo o médico general para que pueda tratar este padecimiento y recuperar la normalidad de su vida.

El diagnóstico consta de exámenes, similares a los realizados para diagnosticar insuficiencia urinaria. Lo normal es que se realice el cuestionario IPSS (Puntuación Internacional de los Síntomas Prostáticos), que consta de siete preguntas donde se incluye una acerca de la calidad de vida.

Este cuestionario, divide las respuestas en tres rangos: síntomas leves, moderados o severos. Según este, el especialista realizará los exámenes pertinentes del caso y en adelante, el tratamiento. Además, comúnmente se realizan:

  • Palpación digital para estimar el tamaño de la próstata
  • Ecografía
  • Uroflujometría para medir el flujo urinario
  • Para revisar directamente la uretra y vejiga, se realiza una cistoscopía
  • En laboratorio realizará un examen de orina y antígeno prostático para descartar infección urinaria y cáncer prostático

Tratamiento
Según la gravedad del caso, el especialista recomendará un tratamiento farmacológico, quirúrgico o ambos. En el caso de los medicamentos, estos se recetarán para relajar los músculos de la próstata y reducir su tamaño. Sin embargo, en los casos graves o aquellos que no obtienen resultados con la medicación, se indicará una cirugía de desobstrucción.

Existen diferentes procedimientos quirúrgicos que se adaptan a la necesidad de cada paciente. Ante la existencia de HBP, los pacientes con tratamiento quirúrgico deberán mantener un control anual de su próstata y sistema urinario para descartar la aparición de cáncer.

Recuerda que puedes contar con los profesionales del Hospital del Trabajador ACHS. Agenda tu hora a través de nuestra nueva agenda en línea o llamándonos al 22 515 7777.

Banner

Accesibilidad

Aumentar
texto

Disminuir
texto

Contraste
página