Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión
Salud de la A a la Z

Inicio rápido

Home / Comunidad / Guía de salud / Salud de la A a la Z / ¿Cómo se producen las fracturas de costilla?

Salud de la A a la Z

Glosario Médico

​Fractura de Costilla

Accidentes como choques o golpes pueden causar bastante dolor en nuestro torso, especialmente cuando nuestras costillas son las que reciben el mayor impacto. En estos escenarios es común que se produzcan fracturas en esta zona, causando dificultades para respirar y mucha incomodidad.

Una fractura de costilla corresponde a la fisura o ruptura en una o más de las estructuras que componen estos huesos, largos y redondeados, que se ubican en el tórax, envuelven la parte superior del cuerpo y conectan el esternón con la columna vertebral. Las costillas ubicadas en la zona media del tórax son las que se rompen con más frecuencia, generalmente causado por:

  • Golpes directos en la costilla
  • Una colisión de pecho, como las que suceden en los deportes de contacto o en los accidentes automovilísticos
  • Ataques de tos graves, relacionados a problemas pulmonares

¿Cómo detectar una fractura de costilla?

Cuando ocurre una fractura de costilla, los síntomas que se presentan en este tipo de lesiones incluyen:

  • Dolor en las costillas y en el área superior del pecho
  • Dolor al respirar o toser
  • Hinchazón y contusión en el área de la fractura
  • Alta sensibilidad focalizada en el área de la lesión
  • Hemorragias internas

¿Cómo se tratan las fracturas de costilla?

No existe un tratamiento específico para las fracturas de costilla. Normalmente no requieren de cirugía, sino que basta con un buen tratamiento para el dolor. Suele ocurrir que pese a tomar calmantes, el dolor se vuelva más intenso algunos días después de ocurrido el traumatismo. El tratamiento más común consiste en:

  • Reposo: no realizar actividad física hasta que el dolor haya disminuido
  • Protección: a veces se sugiere el uso de un vendaje alrededor de las costillas para protegerlas, el que ayuda al paciente a respirar adecuadamente
  • Medicamentos: se pueden recetar calmantes para controlar el dolor
  • Terapia física: se recomienda realizarla durante la recuperación. En esta se aprenden ejercicios de respiración y para lograr una mejor amplitud de movimiento en las articulaciones de los brazos y los hombros

¿Cómo evitar una fractura de costilla?

Cuando las fracturas de costilla son causadas por accidentes, es muy difícil prevenirlas. Sin embargo, existen medidas para reducir la probabilidad de que ante algunas situaciones o traumatismos se fracture una costilla, las cuales son:

  • Utilizar equipo de protección al practicar deportes de contacto, como protectores de costillas
  • Evitar el entrenamiento excesivo, ya que se pueden producir fracturas por estrés o sobrecarga
  • Aprender las técnicas adecuadas para ejercitarse o realizar deportes
  • Fortalecer los huesos incluyendo la ingesta de calcio en la dieta y realizando ejercicios con carga de peso
  • Dejar de fumar